Posted on: December 25, 2015 by William Waite (traducido por Martin Ant - hispanismo.org)

Category: www.socred.org en espanol

La cognoscibilidad de la Finanza

 
      La finalidad de las propuestas del Crédito Social en relación con la finanza consiste en hacer que las cifras se adecuen a los hechos. [1] En otras palabras, la subordinación de la finanza a la realidad.

     Se podría esperar en esta era de confusión – en donde la perspectiva y la realidad son tomadas como una misma cosa – que alguien preguntara, “¿qué realidad?”.

     En la actualidad permitimos que el lenguaje de la finanza configure nuestra percepción de la realidad. Bajo el hechizo de esta perspectiva, la falta de dinero convierte en escaso aquello que es abundante, convierte a la gente en recursos, convierte al ocio en desempleo, y hace de la maquinaria ahorradora de trabajo un capataz de esclavos. Transforma los hechos en cifras. El sistema financiero hace del instrumento que nosotros necesitamos para llevar a cabo nuestro negocio un pasivo y una limitación contra esa misma riqueza para cuya representación y distribución fue creado. Es como si fuera un tractor diseñado para quedarse estancado.

     Existe una gran cantidad de cosas que están destinadas a permanecer desconocidas para nosotros. La finanza no es precisamente una de esas cosas. El hombre creó ese sistema en su totalidad. Es una máquina dirigida por gente en búsqueda de unos objetivos. ¿Podemos saber la verdad acerca de cómo funciona una tetera? Por supuesto que podemos. ¿Podemos aislar aquello que está mal en ella cuando deja de funcionar? De nuevo, sí. Y cuando descubrimos el problema, la ajustamos de tal forma que vuelva a hervir el agua, o la tiramos y obtenemos una nueva.

     Es hora ya de que examinemos, como individuos, la maquinaria del sistema financiero. Reflexionar acerca de lo que queremos de ella y cómo podemos conseguir que esta máquina haga las cosas que queremos que haga. No queremos un gobierno que proceda de nuestro sistema económico. No queremos empleo por razón del propio empleo, y no queremos todo este despilfarro y guerra.

Reproducido con permiso de socialcredit.como.au:

http://www.socialcredit.com.au/easy-blog/entry/48-the-knowableness-of-finance

 

--------------


1. Douglas, C. H. 1922. The Control and Distribution of Production. London: Cecil Palmer.


Comments

Post a Comment


Reload Image